Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]

Considerando todo lo que aconteció este 2016, podemos expresar que fue un gran año para Katy Perry. Luego de haber concluido el "The Prismatic World Tour" en Octubre del 2015, se tomó un descanso del mundo de la música para dedicarse a sus seres queridos, así dando a conocer su relación amorosa con Orlando Bloom a principio de este año. También podemos destacar su participación en la campaña de Hillary Clinton para la candidatura a la presidencia de los Estados Unidos.

Durante meses se dedicó de manera exclusiva a respaldar la imagen de Clinton y a defenderla de la oposición, a su vez también concedió conciertos y apariciones públicas a beneficio de esta. A lo que Katy se encontró devastada al ver los resultados de las elecciones del pasado 8 de Noviembre donde Hillary fue derrotada por su adversario Donald Trump.


Esta tarde Katy publicó vía Instagram una foto suya junto a Hillary, donde se las ve posando junto al 'Audrey Hepburn Humanitarian Award' y expandió su discurso de aceptación del pasado martes (para más info, haga clic aquí):

"Poco a poco, voy bajando de la hermosa nube que fue el evento "Snowflake Ball" de UNICEF de la noche del Martes. Ante todo, estoy increíblemente agradecida de haber recibido el 'Audrey Hepburn Humanitarian Award' de la mano de mi héroe Hillary Clinton. Este premio será un recordatorio constante de que debo salir de mi burbuja y adentrarme en el campo de juego a arrojar la luz sobre temas que sí importan, especialmente para iluminar la situación de los niños más vulnerables que viven sin gozar de los derechos y necesidades básicas. Este reconocimiento es un nuevo comienzo para mí, no he llegado a mi meta final, y estoy emocionada por hacia donde me lleva mi nueva ambición y propósito.

Me sorprendió completa y profundamente cuando Hillary apareció para darme el premio. Rompí en llanto cuando la vi subir al escenario. La última vez que estuve en Nueva York fue para la noche de las elecciones. Me fui de allí cubierta por una manta de tristeza y desesperación porque para mí, e imagino que para otros, los resultados despertaron miedos y emociones fuertes que salieron a flote. Temí que nunca volveríamos a ver la luz de la justicia o equidad. Me sentí vulnerable, confundida y asustada como una criatura. 

Desde afuera probablemente parece como si yo siempre hubiese tenido una “voz”. La verdad es que, nunca tuve una como la que encontré el año pasado. Encontré una nueva voz, una más decidida. Crecí resguardada, reprimida y guardando silencio por miedo a dar la respuesta equivocada y develar así mi deficiente educación. O solo era miedo lo que sentía. Hillary me ayudó a ver que estábamos todos juntos en esto, sin importar de dónde venimos, nuestro color de piel, nuestra clase o si tuvimos o no educación. Hillary encendió un fuego dentro de mí que crece y crece cada día más,  y ese fuego NUNCA se va a apagar. Todavía vienen olas de sentimientos y desesperación, pero ahora más que nada me siento impulsada a luchar en contra de la injusticia social, promover la igualdad y bondad a través de lo que mejor se hacer, con mi arte e influencia. Me siento incesantemente inspirada por su fuerza y por cómo se levanta, como el ave Fénix que ella es, una y otra vez.

Es gracioso, a veces la gente está en desacuerdo conmigo dicen “cállate y canta”, es lo que voy a hacer de una manera nueva el próximo año. La furia de una mujer RENACIDA no se compara con la furia de infierno alguno".


Slowly, I am coming down from the beautiful cloud that was Tuesday night's @UNICEF Snowflake Ball. First and foremost, I am incredibly grateful to have received the Audrey Hepburn Humanitarian Award from my hero @HillaryClinton. This award will be a constant reminder to get out of my bubble and back into the field to shine a light on issues that matter most, especially to illuminate the plight of vulnerable children who are living without basic human needs and rights. This honor is a starting line, not a finish line, for me, and I am excited for where my new ambition and purpose leads me! I was profoundly moved and thoroughly surprised when Hillary showed up to give me this award. I broke down and wept watching her take the stage. The last time I was in NYC was for Election Night. I left covered in a blanket of sadness and despair because for me, and I imagine others, the results triggered a lot of dormant fears and emotions to the surface. I feared that we were not ever going to see the light of justice or fairness. I felt vulnerable, confused and frightened like a child. From the outside it probably looks as though I've always had a "voice." Truth is, I have never had one like I have found in the past year. I have a found a new voice, a more determined voice. I grew up sheltered, suppressed and kept silent for fear of giving the wrong answer. I would reveal my poor education. Or I was just scared. Hillary helped me see that we're all in this together, no matter where we come from, what color we are, or what status and education we have or don't have. Hillary lit a fire inside of me that burns brighter and brighter every day, and that fire will NEVER be put out. Feelings of despair still comes in waves, but now more than ever I am MOTIVATED to fight against social injustice and to promote equality and kindness as best I know how, through my art and influence. I am continually inspired by her strength and how she continues to rise like the Phoenix she is, every time. It's funny, sometimes people who disagree with me just say, "Shut up and sing." Boy, will I do so in a whole new way... next year. Hell hath no fury like a woman REBORN.
Una foto publicada por KATY PERRY (@katyperry) el

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bottom Ad [Post Page]