Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]


Mary Hudson es esposa, predicadora, escritora y mentora de muchas mujeres cristianas. Pero también es madre de una de las celebridades más reconocidas a nivel mundial, la cantante pop Katy Perry. Razón por la cual, muchos cristianos decidieron darles la espalda a Mary y a su marido, Keith.


"Recibo muchas vibraciones negativas", dijo Mary durante una entrevista en Hawai, donde organizó una conferencia cristiana para mujeres. "La gente nos pregunta: '¿Cómo pudieron criar una hija así?'"

Mary nunca esperaba que las cosas resultaran de esta manera. "Cuando estaba embarazada de Katy, un evangelista oró por ella y nos dijo: 'Este niña hará algo grande en el nombre de Dios'. Luego, a sus 9 años, un carismático ministro profetizó que se rebelaría ante reyes y presidentes", cuenta la madre de la cantante. "Katy escribía canciones de alabanzas cuando apenas era una niña para luego cantarlos en la iglesia".

"La unción en las alabanzas eran increíbles", recuerda Mary cuando su pequeña hija cantaba al público cristiano. "La gente sólo lloraba".


Los Hudsons criaron a sus hijos para servir a Dios. Katy, junto con su hermana mayor, Angela, y su hermano menor, David, asistieron a escuelas cristianas. Pero ella siempre ha repudiado su estricta educación, a pesar de que ella lleva el nombre de "Jesus" en su muñeca izquierda.

Katy también trató de convertirse en cantante góspel, pero el álbum cristiano que lanzó en 2001 no tuvo éxito alguno. Luego se mudó a Los Angeles a la edad de 17 años, para así finalmente firmar un contrato con una reconocida discográfica. Ella se convirtió en una sensación de la noche a la mañana en 2008 con el lanzamiento de su exitoso sencillo, "I Kissed a Girl".


Mary se encontró devastada cuando escuchó esa canción y pensó que su hija se encaminaba en la dirección equivocada. "Me sentí como si me hubiera golpeado contra la pared", confiesa Mary.

La potente voz de Katy, su creativa habilidad para escribir canciones y su extravagante estilo artístico impulsaron su carrera. Ella se convirtió en una de los artistas musicales más vendidos de todos los tiempos con más de US$125 millones a los 32 años. Con un nombre reconocido en todo el mundo, realizó conciertos privados en la Casa Blanca para el presidente Obama, y se presentó en el Super Bowl, además de tener una de las giras mundiales más taquilleras de la historia.

Sus fan adoran su versatilidad, su escandalosa personalidad en el escenario, su valiente feminidad y su desenfrenada sensualidad. Han visto a Katy cambiar su color de cabello, de moreno a azul eléctrico, de rosa a rubio y de nuevo a moreno, y se han divertido con sus extravagantes atuendos. Ella es quien tiene más seguidores en Twitter que cualquier otra persona en el planeta. La mayoría de sus fans son conscientes que ella fue criada en un hogar conservador.

La cantante ha tomado, una vez más, por sorpresa a sus padres. En su nuevo álbum, Witness, que estrena el 9 de junio, muestra un nuevo nivel de sexualidad exagerada que haría sonrojar a cualquiera.

"El diablo definitivamente intenta arrebatarme mi alegría", dice Mary. "A veces tengo que lidiar contra esta depresión." Hace unos años, Mary ancló su alma en el Salmo 113: 9, que dice: "Da a la mujer estéril una morada, haciéndola la madre gozosa de unos hijos. ¡Alabado sea el Señor!"


Ese versículo le inspiró a escribir su libro: "Joyful Parent = Happy Home". Mary cree que si quieres que tus hijos vivan en Dios, "...tienes que ser feliz y permanecer en la 'zona de Dios'. Es como cuando un avión despega en una tormenta, los truenos y los relámpagos pueden estallar, pero una vez que llegue a 30.000 metros de altura, el sol siempre brilla".

"Tienes que apartar tu mente de toda situación y enfocarte en los demás si alguna vez vas a ver la luz del día", dice Mary. "Volcarme a mí misma en las conferencias ha sido un salvavidas para mi, no sólo han ayudado a miles de mujeres, sino que con cada reunión mi fe se revela".

Sus padres han elegido amar a Katy sin importar qué y permanecer en estrecho contacto. "Hace unos días recibí un llamado de mi hija para pedirme que orara por las víctimas del ataque terrorista ocurrido en Manchester durante unos de los conciertos de la cantante Ariana Grande", contó Mary.

Ella cree que "...el amor es incondicional y el apoyo, esencial, que no se debe juzgar, ni odiar o despreciar. Sólo el amor de Dios los traerá de vuelta", afirma aconsejando a aquellos padres que tienen hijos que han dejado atrás su fe cristiana. "No te cierres, tienes que respetar sus sentimientos, debes mantenerte en comunicación".

Texto original: Charisma News

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bottom Ad [Post Page]